Historia

kofcbluemar_logo

En 1882, el Padre Michael J. Mc. Givney invitó a un pequeño grupo de feligreses a reunirse en el sótano de la Iglesia de Santa María, en New Haven, Connecticut. Su meta era sencilla: crear una Orden que uniera a los hombres en su fe además de ayudar a mantener a familias católicas en tiempos de necesidad. Este fue el origen de los Caballeros de Colón. Guiados por cuatro principios centrales:

  • Caridad
  • Unidad
  • Fraternidad
  • Patriotismo

Estos miembros fundadores lucharon para superar las adversidades de ese tiempo y vigentes hasta nuestros días; La pobreza, el desempleo y la persecución. La perseverancia y la previsión del Padre Michael J. Mc. Giveny han dado lugar a la mayor organización católica fraternal y humanitaria creada jamás. Una organización que ha perdurado durante más de un siglo gracias a la valentía inspiradora de tantas personas. Dedicados a hacer una diferencia y construir un futuro Fe-Comunidad-Familia-Compañerismo Los Caballeros de Colón son una organización fortalecida por su pasado e impulsada por sus metas para el futuro.

Es a través de estas cinco áreas de servicio fe, comunidad, familia, juventud y compañerismo, que realmente hacemos una diferencia.

  • Fe – Como Caballeros, la Fe en Cristo es nuestro fundamento. Dedicados al crecimiento de la Iglesia Católica y a sus obras, apoyamos la extensión religiosa, promovemos las vocaciones y brindamos apoyo financiero para seminaristas y postulantes. De esta forma ayudamos a nuestra Iglesia y fortalecemos nuestra Fe.
  • Comunidad – Nuestro compromiso con las comunidades es similar a nuestro compromiso con la Iglesia Católica. Al apoyar activamente y financieramente las Olimpiadas Especiales, al liderar la campaña pro-vida o al salvaguardar el medio ambiente, los miembros de los Caballeros de Colón de todo el mundo han ayudado a prosperar a innumerables comunidades. Es el consejo de Caballeros de Colón la primera comunidad en la cual se edifican los miembros mutuamente con auxilio de su capellán y soporte de la familia colombina.
  • Familia – Como padres y esposos, servir a nuestras familias no es sólo parte de lo que hacemos, sino que forma parte de los que somos. Con ese fin, los consejos de los Caballeros de Colón ofrecen programas que fortalecen los vínculos familiares y matrimoniales realizando numerosos eventos centrados en la familia, incluyendo el programa “La familia del mes” que reconoce a familias destacadas. Lo más importante es que, como Caballeros, podemos brindar asistencia y apoyo a los Caballeros y a sus familias cada vez que sea necesario.
  • Juventud – La importancia de ayudar a la juventud de hoy a convertirse en los líderes de mañana es también un aspecto fundamental de la Orden. Pr esa razón, muchos consejos locales patrocinan Círculos de Escuderos de Colón, la organización juvenil oficial de la Orden para jóvenes varones de entre 11 y 18 años de edad, que brindan una oportunidad única para desarrollar capacidades de liderazgo. Además, a través de actividades como el concurso de Ensayos sobre Ciudadanía Católica, el concurso de Afiche sobre abuso de sustancias y el campeonato anual e Tiro Libre, los Caballeros de Colón asisten a toda la juventud a construir un fuerte sentido de responsabilidad cívica y religiosa.
  • Compañerismo – Ser un Caballero significa confianza, dándonos cuenta de que al crear consejos locales amigables y solidarios, verdaderas Comunidades de Amor, ayudamos a crear una Orden más fuerte en todo el mundo y asegurar un mejor futuro.

Una Organización de Generaciones para Generaciones Futuras. Como organización de servicio, los Caballeros de Colón atribuyen muchos de sus logros a los esfuerzos incansables de las personas de los consejos locales donde suele verse el mayor impacto, tanto por parte de nuestras familias como de nuestros vecinos. Sea mediante el apoyo de programas de atletismo local, el auspicio de eventos especiales o valiosos modelos a imitar para otros hombres católicos, además de ser mentores de todos nuestros hijos. Y esperamos que sean una fuente de inspiración para futuras generaciones de Caballeros. Dentro de la Orden misma hay cuatro “Grados” de Caballeros, cada uno de los cuales ejemplifica uno de los cuatro principios de Caridad, Unidad, Fraternidad y Patriotismo. Para llegara a ser un Caballero pleno, se alienta a cada miembro a alcanzar el nivel del Tercer Grado. Después de esto puede pasar al Cuarto Grado, el que encarna el patriotismo y el más visible de todos los Grados. Es a través de su participación en estas áreas que los caballeros reciben sus mayores recompensas y, a menudo, las más personales.

Cuando un Caballero actúa desinteresadamente, actúa en nombre del mundo. Sirviendo a Uno, Sirviendo a todos. Cuando reflexionamos sobre nuestra historia, es inspirador ver cómo la dedicación del Padre Mc. Giveny ha dado origen a una organización que ha tocado a tantas personas. Décadas después, hay casi veinte mil consejos y tenemos casi dos millones de miembros. En total, los Caballeros de Colón han reunido más de mil millones de dólares para causas caritativas. Y nuestras esperanzas y sueños para mañana son mayores, porque también son mayores las necesidades. Hoy estamos en busca de la próxima generación de Caballeros. Hombres de carácter y convicción impulsados por la fe y la conciencia para hacer obras realmente significativas. Y las recompensas tangibles para los miembros son numerosas, desde becas para nuestros hijos e hijas, hasta poder participar en uno de los principales programas de seguros del país. Pero entre las incontables recompensas que ofrecen los Caballeros, tal vez la más atractiva sea saber que, como Caballero, usted puede hacer la diferencia. A través del servicio audaz. A través de la sentida perseverancia. Y sobre todo, a través del firme compañerismo vivido en la comunidad. Para más información sobre cómo puede hacerse caballero, contacte a su consejo local o escriba a contacto@caballerosdecolon.org.mx www.caballerosdecolon.org.mx