Razones para unirse a los Caballeros de Colón

Lo que esta Organización representa es extraordinario Lo que ha enfrentado, inspirador. Bienvenido a los Caballeros de Colón Estados Unidos-Canadá-Filipinas-México-Puerto Rico-República Dominicana-Guam-Guatemala-Panamá-Cuba-Islas Vírgenes-Bahamas y Saipán-Polonia.

Una Organización como ninguna otra. Somos una organización de personas dedicadas de 1.7 millones de miembros y en crecimiento. Una organización que, desde 1882, ha encarnado el interés del hombre en ayudar a superar los problemas del mundo. La pobreza. La ignorancia. La apatía. Cosas que ponen en peligro no solo a un individuo sino a toda la humanidad. Somos hombres de Fe que comprendemos más de 14,000 consejos de los Caballeros de Colón en todo el mundo. Guiados por el impulso trascendente del Espíritu Santo da al hombre para acercarse a Dios, a la Fé y a la Caridad. Estimulados por Cristo y su Iglesia, y por los cuatro principios de la Orden: Caridad, Unidad, Fraternidad y Patriotismo.

Somos los Caballeros de Colón. Creemos que un hombre se define por sus acciones como seguido de la voluntad de Dios y como líder de su Comunidad, entendiendo el liderazgo como donación a los demás, no vine a ser servido sino a servir. Creemos en la Caballería como la vivencia de valores trascendentes que marcan la vida y la centran en Cristo al modo propuesto por San Pablo en la Carta a los Efesios:

10. Por lo demás, fortaleceos en el Señor y en la fuerza de su poder.

11. Revestíos de las armas de Dios para poder resistir a las acechanzas del Diablo.

12. Porque nuestra lucha no es contra la carne y la sangre, sino contra los Principados, contra las Potestades, contra los Dominadores de este mundo tenebroso, contra los Espíritus del Mal que están en las alturas.

13. Por eso, tomad las armas de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y después de haber vencido todo, manteneros firmes.

14. ¡En pie!, pues; ceñida vuestra cintura con la Verdad y revestidos de la Justicia como coraza,

15. calzados los pies con el Celo por el Evangelio de la paz,

16. embrazando siempre el escudo de la Fe, para que podáis apagar con él todos los encendidos dardos del Maligno.

17. Tomad, también, el yelmo de la salvación y la espada del Espíritu, que es la Palabra de Dios;

18. siempre en oración y súplica, orando en toda ocasión en el Espíritu, velando juntos con perseverancia e intercediendo por todos los santos,

19. y también por mí, para que me sea dada la Palabra al abrir mi boca y pueda dar a conocer con valentía el Misterio del Evangelio,

20. Del cual soy embajador entre cadenas, y pueda hablar de él valientemente como conviene. (Efesios (SBJ) 6)

Un fundamento inamovible En 1882, el Padre Michael J. McGivney invitó a un pequeño grupo de feligreses a reunirse en el sótano de la Iglesia de Santa María, en New Heaven, Connecticut. Su meta era sencilla: crear una Orden que uniera a los hombres en su fe además de ayudar a mantener a familias católicas en tiempos de necesidad. Este fue el origen de los Caballeros de Colón. Guiados por cuatro principios centrales, caridad, unidad, fraternidad y patriotismo, estos miembros fundadores lucharon para superar las adversidades de ese tiempo y vigentes hasta nuestros días; La pobreza, el desempleo y la persecución. La perseverancia y la previsión del Padre Michael J. McGivney han dado lugar a la mayor organización católica fraternal y humanitaria creada jamás. Una organización que ha perdurado durante más de un siglo gracias a la valentía inspiradora de tantas personas.

Dedicados a hacer una diferencia y construir un futuro Fe-Comunidad-Familia-Compañerismo Los Caballeros de Colón son una organización fortalecida por su pasado e impulsada por sus metas para el futuro. Es a través de estas cinco áreas de servicio fe, comunidad, familia, juventud y compañerismo, que realmente hacemos una diferencia.

  • Fe – Como Caballeros, la Fe en Cristo es nuestro fundamento. Dedicados al crecimiento de la Iglesia Católica y a sus obras, apoyamos la extensión religiosa, promovemos las vocaciones y brindamos apoyo financiero para seminaristas y postulantes. De esta forma ayudamos a nuestra Iglesia y fortalecemos nuestra Fe.
  • Comunidad – Nuestro compromiso con las comunidades es similar a nuestro compromiso con la Iglesia Católica. Al apoyar activamente y financieramente las Olimpiadas Especiales, al liderar la campaña pro-vida o al salvaguardar el medio ambiente, los miembros de los Caballeros de Colón de todo el mundo han ayudado a prosperar a innumerables comunidades. Es el consejo de Caballeros de Colón la primera comunidad en la cual se edifican los miembros mutuamente con auxilio de su capellán y soporte de la familia colombina.
  • Familia – Como padres y esposos, servir a nuestras familias no es sólo parte de lo que hacemos, sino que forma parte de los que somos. Con ese fin, los consejos de los Caballeros de Colón ofrecen programas que fortalecen los vínculos familiares y matrimoniales realizando numerosos eventos centrados en la familia, incluyendo el programa “La familia del mes” que reconoce a familias destacadas. Lo más importante es que, como Caballeros, podemos brindar asistencia y apoyo a los Caballeros y a sus familias cada vez que sea necesario.
  • Juventud – La importancia de ayudar a la juventud de hoy a convertirse en los líderes de mañana es también un aspecto fundamental de la Orden. Pr esa razón, muchos consejos locales patrocinan Círculos de Escuderos de Colón, la organización juvenil oficial de la Orden para jóvenes varones de entre 11 y 18 años de edad, que brindan una oportunidad única para desarrollar capacidades de liderazgo. Además, a través de actividades como el concurso de Ensayos sobre Ciudadanía Católica, el concurso de Afiche sobre abuso de sustancias y el campeonato anual de Tiro Libre, los Caballeros de Colón asisten a toda la juventud a construir un fuerte sentido de responsabilidad cívica y religiosa.
  • Compañerismo – Ser un Caballero significa confianza, dándonos cuenta de que al crear consejos locales amigables y solidarios, verdaderas Comunidades de Amor, ayudamos a crear una Orden más fuerte en todo el mundo y asegurar un mejor futuro.

Una Organización de Generaciones para Generaciones Futuras Como organización de servicio, los Caballeros de Colón atribuyen muchos de sus logros a los esfuerzos incansables de las personas de los consejos locales donde suele verse el mayor impacto, tanto por parte de nuestras familias como de nuestros vecinos. Sea mediante el apoyo de programas de atletismo local, el auspicio de eventos especiales o valiosos modelos a imitar para otros hombres católicos, además de ser mentores de todos nuestros hijos. Y esperamos que sean una fuente de inspiración para futuras generaciones de Caballeros. Dentro de la Orden misma hay cuatro “Grados” de Caballeros, cada uno de los cuales ejemplifica uno de los cuatro principios de Caridad, Unidad, Fraternidad y Patriotismo. Para llegara a ser un Caballero pleno, se alienta a cada miembro a alcanzar el nivel del Tercer Grado. Después de esto puede pasar al Cuarto Grado, el que encarna el patriotismo y el más visible de todos los Grados. Es a través de su participación en estas áreas que los caballeros reciben sus mayores recompensas y, a menudo, las más personales.

Cuando un Caballero actúa desinteresadamente, actúa en nombre del mundo. Sirviendo a Uno, Sirviendo a todos. Cuando reflexionamos sobre nuestra historia, es inspirador ver cómo la dedicación del Padre McGivney ha dado origen a una organización que ha tocado a tantas personas. Décadas después, hay casi veinte mil consejos y tenemos casi dos millones de miembros. En total, los Caballeros de Colón han reunido más de mil millones de dólares para causas caritativas. Y nuestras esperanzas y sueños para mañana son mayores, porque también son mayores las necesidades. Hoy estamos en busca de la próxima generación de Caballeros. Hombres de carácter y convicción impulsados por la fe y la conciencia para hacer obras realmente significativas. Y las recompensas tangibles para los miembros son numerosas, desde becas para nuestros hijos e hijas, hasta poder participar en uno de los principales programas de seguros del país. Pero entre las incontables recompensas que ofrecen los Caballeros, tal vez la más atractiva sea saber que, como Caballero, usted puede hacer la diferencia. A través del servicio audaz. A través de la sentida perseverancia. Y sobre todo, a través del firme compañerismo vivido en la comunidad. Para más información sobre cómo puede hacerse caballero, contacte a su consejo local o escriba a contacto@caballerosdecolon.org.mx o visite www.caballerosdecolon.org.mx

Preguntas y Respuestas para miembros Potenciales

  1. No tengo tiempo para incorporarme a otra organización; ¿Por qué debería hacerme miembro de los Caballeros de Colón?
    1. Como Caballero, usted puede elegir los proyectos en los que desea participar dentro de su propia comunidad. Además, la Orden está dedicada a la vida familiar y a los muchos beneficios que ofrece. Desde seguros hasta becas, servicio, actividades sociales y programas, todos están abiertos a toda la familia. Venga a ver quiénes somos y dé los primeros pasos para mejorar su vida personal viendo el segmento: “¿Por qué Afiliarse?”
  2. ¿Cuáles son los requisitos?
    1. Los requisitos de membresía son que sea un caballero católico practicante que tenga 18 años o más de edad.
  3. ¿Qué es un católico practicante?
    1. Un católico practicante es una persona que está en unión con la Santa Sede y practica los preceptos de la Iglesia Católica.
  4. Explique lo que son los Grados.
    1. Hay cuatro grados dentro de los Caballeros de Colón. Cada ceremonia de grado imparte una lección sobre las virtudes fundamentales de la Orden: Caridad, Unidad, Fraternidad y Patriotismo.
  5. ¿Tengo que comprar un seguro para hacerme miembro?
    1. No. A diferencia de muchas organizaciones fraternales, uno no se hace miembro mediante la compra de un seguro. En los Caballeros de Colón, un hombre tiene que ser un miembro antes que pueda hacer uso del beneficio del seguro. Sin embargo, la compra del seguro es opcional.